PELIGROS DE LA REFORMA FISCAL 2020

Peligros de la Reforma Fiscal 2020

Diciembre 27, 2019

Alejandro Ponce

Las reformas al Código Fiscal de la Federación (CFF) vigentes a partir del 1 de enero de 2020 marcarán un antes y un después en la vida de los contribuyentes mexicanos.

La reforma fiscal para 2020 persigue dos principales objetivos, uno de ellos consiste en no permitir el incumplimiento de las obligaciones que tienen a su cargo los contribuyentes, y el otro consiste en sancionar eficazmente a los contribuyentes que en el pasado han incumplido con sus obligaciones fiscales. Para lograr el primero la autoridad aplicará consecuencias inmediatas ante el menor incumplimiento de los contribuyentes, mientras que para lograr el segundo la autoridad será contundente en la aplicación de las medidas que tendrá a su alcance para recuperar lo omitido.

En este blog expondremos algunos de los peligros que enfrentarán los contribuyentes a partir de 2020 y señalaremos los aspectos importantes en los que deben poner mucha atención.

Presentación de declaraciones

Los contribuyentes estamos obligados a presentar la declaración anual del ISR, las personas morales a más tardar el 31 de marzo y las personas físicas a más tardar el 30 de abril.

A partir de 2020, si para el 1 de mayo una persona moral o si para el 1 de junio una persona física no ha presentado su declaración anual, el SAT podrá restringirle temporalmente el uso del certificado de sello digital. El contribuyente tendrá la posibilidad de presentar una solicitud de aclaración para subsanar la irregularidad, al día siguiente se le restablecerá temporalmente el uso del certificado, y en un término de 10 días el SAT deberá resolver la aclaración, la cual se notificará por buzón tributario.

Con esta medida, cuando un contribuyente que no presente su declaración anual a más tardar dentro del mes siguiente a la fecha en que debió hacerlo, se generará una consecuencia inmediata que obligará al contribuyente a cumplir con la obligación de presentar su declaración anual, pues de lo contrario se le dejará sin efectos el certificado de sello digital con lo que verá obstaculizado el desarrollo de su actividad al no poder facturar y obtener ingresos.

Omisión de declaraciones

Los contribuyentes estamos obligados a presentar las declaraciones provisionales del ISR y las declaraciones definitivas del IVA a más tardar el día 17 de cada mes.

A partir de 2020, si en un ejercicio fiscal un contribuyente omite la presentación de dos o más declaraciones consecutivas o no consecutivas, el SAT podrá restringirle temporalmente el uso del certificado de sello digital. El contribuyente tendrá la posibilidad de presentar una solicitud de aclaración para subsanar la irregularidad, al día siguiente se le restablecerá temporalmente el uso del certificado, y en un término de 10 días el SAT deberá resolver la aclaración, la cual se notificará por buzón tributario.

Con esta medida, cuando un contribuyente omita presentar dos declaraciones mensuales –provisionales de ISR o definitivas de IVA–, se generará una consecuencia inmediata que obligará al contribuyente a cumplir con las obligaciones omitidas, pues de lo contrario se le dejará sin efectos el certificado de sello digital con lo que verá obstaculizado el desarrollo de su actividad al no poder facturar y obtener ingresos.

Nuevas causales de responsabilidad solidaria

Se establecen novedosos supuestos por los cuales los representantes legales, así como los socios o accionistas, serán responsables solidarios cuando la persona moral no alcance a cubrir los créditos fiscales a su cargo.

Actualmente la responsabilidad solidaria se actualiza cuando la persona moral no está inscrita en el RFC, cuando cambia o desocupa su domicilio sin presentar el aviso correspondiente, y cuando no lleva contabilidad, la oculta o la destruye. A partir de 2020, los representantes legales, socios y accionistas serán responsables solidarios respecto de los créditos fiscales a cargo de la persona moral, cuando la persona moral no sea localizada en su domicilio fiscal, cuando no entere las contribuciones retenidas, cuando haya adquirido comprobantes que amparan operaciones inexistentes por más de $7’804,230.00, entre otras nuevas causales.

Con esta medida, el SAT podrá recuperar las cantidades que las personas morales han omitido y que no pueden cubrir por ser insolventes, pues el SAT le determinará los créditos fiscales a los representantes legales y socios o accionistas, quienes en su conjunto deberán responder por la totalidad del adeudo fiscal, sin importar el monto de su aportación al capital social.

Compra de facturas (operaciones inexistentes)

A quienes en los últimos 5 años han adquirido comprobantes que amparan operaciones inexistentes, a partir del 2020 el SAT les restringirá el uso del certificado de sello digital; los publicará en una nueva lista negra; les emitirá la opinión de cumplimiento negativa por lo que no podrán contratar con gobierno; les impondrá multas del 55% al 75% del valor de cada comprobante; y si el contribuyente es persona moral y no puede cubrir el crédito fiscal, el representante legal, socios y accionistas serán responsables solidarios.

Las novedosas facultades que tiene la autoridad fiscal para sancionar a quienes han adquirido comprobantes que amparan operaciones inexistentes podrán aplicarse de manera adicional a todas las consecuencias que el CFF ya tenía previstas con anterioridad al 2020. En el Libro “La Trampa de las Facturas Compradas” (Ponce Rivera, A., 2019, Ediciones México Triunfador) se analizan las consecuencias aplicables a todos los involucrados en el uso y comercialización de comprobantes que amparan operaciones inexistentes.

Con esta medida, el SAT podrá recuperar las cantidades que han omitido quienes han hecho uso de comprobantes que amparan operaciones inexistentes, pero más grave aún es que podrá acabar con el patrimonio de quienes han recurrido a esta práctica delictiva.

Estar localizable en el domicilio fiscal y tener activado el buzón tributario

Para que las autoridades fiscales estén en permanente contacto con los contribuyentes, estos deben estar siempre localizables en su domicilio fiscal y tener activado el buzón tributario.

En el blog “El domicilio fiscal y la contabilidad” (http://www.defensa-fiscal.com.mx/index.php/2019/09/19/el-domicilio-fiscal-y-la-contabilidad/) señalamos algunas características que debe tener el domicilio fiscal y cuáles son las consecuencias por no estar localizable en dicho domicilio.

A partir del 2020, habrá más consecuencias para quienes no se encuentren localizables en su domicilio fiscal, el SAT podrá negar el otorgamiento de la firma electrónica avanzada; el SAT podrá restringir el uso de los certificados de sello digital; el SAT podrá determinar responsabilidad solidaria a cargo de los representantes legales, socios y accionistas de las personas morales; y los citatorios se notificarán por estrados.

Por otra parte, todas las personas físicas y morales inscritas en el RFC deben tener activado su buzón tributario, para lo cual deberán proporcionar medios de contacto válidos y verificables, es decir un número de teléfono celular y un correo electrónico que se encuentren activos y en los que el SAT pueda enviar avisos al contribuyente.

Si los medios de contacto proporcionados por los contribuyentes son erróneos, inexistentes o no se encuentran actualizados, se restringirá el uso del certificado de sello digital, las notificaciones se practicarán por estrados y el contribuyente estará sujeto a una multa.

Con estas medidas, la autoridad fiscal busca que los contribuyentes siempre estén localizables y disponibles, pues de no hacerlo enfrentarán múltiples consecuencias, algunas inmediatas.

Cómo evitar los peligros

Ante esta reforma fiscal 2020 es muy importante que los contribuyentes cuenten con la asesoría de expertos fiscales que conozcan todas las obligaciones que se deben cumplir y sepan cuáles son las consecuencias por su incumplimiento. Para que la asesoría fiscal que se proporcione logre que el contribuyente proteja su dinero, negocio, patrimonio y libertad se debe conocer con profundidad el Código Fiscal de la Federación. El 15 de enero de 2020 tendremos un curso abierto al público en general en el que analizaremos los aspectos más importantes de la reforma al CFF 2020 con el propósito de que los contribuyentes puedan proteger su dinero, negocio, patrimonio y libertad. La información se encuentra en https://www.facebook.com/events/1341187542731958/

La asesoría fiscal del 2020 debe ser preventiva, sólo de esta manera será 100% eficaz.

Leave a Comment