Todo contribuyente, por el solo hecho de serlo, tiene siete obligaciones
fundamentales que son: inscribirse en el RFC, tener su domicilio fiscal localizado por las
autoridades, llevar contabilidad y conservarla durante los plazos que marca la ley, presentar todas
las declaraciones periódicas que exigen las leyes fiscales, pagar las contribuciones propias y
enterar las retenidas, recibir y atender las revisiones fiscales, y pagar o garantizar los créditos
fiscales que la autoridad determine.
En este libro se presentan agrupadas todas las consecuencias legales aplicables a los
contribuyentes que no cumplen con las obligaciones aludidas, de tal suerte que los contribuyentes
y los asesores fiscales tengamos una vista panorámica de todo nuestro sistema fiscal, y
conozcamos el entorno fiscal en el cual nos desenvolveremos ahora y en los años por venir.